Los elementos que conforman el altar tiene un significado especial

No cabe duda que una de las tradiciones que más nos distingue como mexicanos, es el festejo del Día de Muertos. Y es que es el día en el que más allá de llorar por quienes ya no están con nosotros, es honrarlos a través de la colocación del altar de muertos, eso es otra cosa…

El altar de muerto es inherente a este día, es como el azúcar de un pan de muerto (que también es punto y aparte), o el niño Dios de una rosca de reyes, simnplemente no puede faltar.

Es en el altar en donde colocamos todo lo que el familiar disfrutó en vida. Y realmente es interesante ver los distintos altares en donde van más allá de lo convencional y colocan hasta la radio portátil con el que el difunto en cuestión escuchaba el juego de beisbol, o las agujas de estambre con las que la abuela tejía los suéteres para los nietos. Todo aquello que sirva para recordar y honrar, es válido en esta manifestación cultural.

Una de las preguntas clave a la hora de poner el banquete de bienvenida del más allá es “¿Qué día se pone la ofrenda?”. Ahí les van las fechas exactas para que las marquen en su calendario y sus difuntos no los agarren sin nada que ofrecerles. El  28 de octubre empieza la llegada de los muertos que perdieron la vida de manera trágica. El 30 y el 31 de octubre se dedica a los niños que no fueron bautizados. El 1 de noviembre se celebra la llegada de todos aquellos que tuvieron una vida ejemplar y la de los niños bautizados y finalmente el día 2 de noviembre, Día de Muertos, todas las ánimas ya se encuentran con sus familias celebrando y disfrutando de su bienvenida.

Call Now Button
Abrir chat
Powered by